Enseña a los más pequeños a meditar

La meditación guiada es una práctica que se está instalando poco a poco en las escuelas y que tienen unos efectos muy positivos en la actitud y el comportamiento de los niños. Es por esto que algunos padres han decidido instaurar esta práctica en la rutina familiar. No obstante, es complicado adaptar esta técnica a los más pequeños. Aquí te dejamos algunos consejos para conseguir esta ardua tarea.

En primer lugar, tienes que ser el ejemplo de tus hijos. Generalmente, los niños tratan de imitar la figura del adulto. ¡Sé un ejemplo para ellos e incorpora la meditación a tu día a día! Ellos te verán de referencia y querrán seguir tus pasos.

También hay que armarse de paciencia. Que los niños son curiosos y se distraen fácilmente es algo que está a la orden del día, por eso les cuesta estar quietos o callados. Conseguir que practiquen la meditación 4 o 5 minutos al día es todo un reto. Nuestro objetivo: enseñarle a estar en silencio esos pocos minutos y a conectar con su yo interior.

El lugar también es importante. Encontrar el idóneo puede ser complicado pero tienes que asegurarte de que sea un sitio tranquilo donde se sientan cómodos. Que ellos crean que es especial. Puede ser debajo de un árbol en el jardín, o sentados sobre la cama de su habitación. ¡Crea ese halo de magia y no importará el lugar!

Y por supuesto, hay que combatir las distracciones. Aunque alrededor no se encuentren distracciones físicas, siempre quedarán los sonidos y algunos movimientos que compliquen el entrar en estado meditativo. Por ello, te proponemos que le enseñes a imaginarse el sonido del mar, o el soplar del viento en el bosque mientras prestan atención a su cuerpo y al instante que están viviendo.

Por último, haz que los niños se diviertan meditando. Busca un juego que les entusiasme y les ayude a conectar con la meditación, algo que centre su atención. Colorear un mandala o escuchar un cuento puede ser un buen ejemplo de esto.

Recuerda, siempre existe la opción de la meditación guiada. Quizá sea complicado adoptar la meditación tradicional en la que todo se encuentra en un silencio absoluto desde el primer momento, por ello siempre tienes la posibilidad de recurrir a una meditación que pueda guiar la mente de los más pequeños y los conduzcan a un estado de paz y tranquilidad.

Te dejamos otros artículos que puedan ser de tu interés, como por ejemplo aplicaciones que puedan ayudar a meditar o más consejos para conseguir este objetivo.

¿Quieres que te informemos de las últimas noticias de Vida Zenter?

Rellena este formulario y te añadiremos a nuestra base de datos.