Artículo escrito por luz Albor

Alcanzar lo inalcanzable

El significado de Yoga en sánscrito es unión. Es por eso que se dice que con la práctica regular de Yoga alcanzamos el equilibrio ya que unifica cuerpo, mente y espíritu pero, para mí, el significado de Yoga que más me inspira es “alcanzar lo que antes nos fue inalcanzable” Al partir de este pensamiento, lo hacemos con humildad, siendo conscientes del punto en el que nos encontramos, aceptando nuestras limitaciones pero motivados y abiertos a los cambios que están por llegar.

Así como los arboles más altos cuentan con las raíces más profundas, así mismo cuando reconocemos que necesitamos un cambio en nuestra vida y decidimos comenzar a practicar Yoga ahí mismo comenzamos a echar raíces y a crecer. De la misma forma cuando comienza la clase y nos paramos y silenciamos un momento para observar el estado de nuestro cuerpo y nuestra mente y constatamos sin juzgar la realidad presente en ese momento en nosotros, comenzamos a andar los pasos para alcanzar un punto diferente de donde hemos partido. Cuando de nuevo te paras al final de la clase, sientes como tu realidad ha cambiado, quizás aquella tensión en determinada parte de tu cuerpo ha desaparecido, quizás la velocidad de tus pensamientos han disminuido o quizás te sientes más relajado y tranquilo.

Los cambios en Yoga se producen paralelamente a corto y largo plazo.

Los cambios en Yoga se producen paralelamente a corto y largo plazo. Puede ser que al practicar una flexión en dinámico con seis repeticiones, aprecies como las primeras veces no eres capaz de tocar la punta de los pies y en la sexta repetición lo consigues. Eso es Yoga. O puede ser que al comenzar una clase te descubras desconcentrado pensando en algo que tienes que hacer más tarde y al final de la clase te des cuenta que te habías olvidado. Eso es Yoga. También es posible que en tus primeras clases todo lo que hablara la profe te sonará a chino, a sánscrito en este caso, y al cabo de un tiempo comenzarás a entenderla. Eso es Yoga. O que te des cuenta que la respiración entrecortada que tenías es ahora una respiración alargada y fina. Eso es Yoga.

Pero la gran experiencia del Yoga se empieza a percibir cuando tu práctica ha sido constante y prolongada en el tiempo y comienzas a darte cuenta que muchas de las cosas que obstaculizaban tu vida se han disipado; que tu capacidad de comprenderte y comprender el mundo que te rodea se ha ensanchado; que tus sentimientos de soledad, de carencia, tu apatía o tus ansías desenfrenadas han dado paso al sosiego, a la comprensión o la plenitud. Y para cuando por fin hayas alcanzado el éxtasis del Yoga deberá ser como alcanzar el pico más alto del Himalaya, ahí donde todos tus pasos se ven recompensados en la comprensión más absoluta de que ya recorriste todo el camino trazado y que has llegado al lugar más elevado de tu ser, del que un día partiste para emprender este bello viaje creativo que es la vida. ¡¡ Por fin en casa!! Mientras eso llega sigamos practicando juntos, recogiendo cada día y en cada práctica los pequeños frutos que el Yoga nos regala cuando nos entregamos a él con amor y devoción.

Con mucha Luz.

Luz Albor

Luz Albor

Directora de Vida Zenter y profesora de Yoga

Formada en Viniyoga por la escuela Escuela Internacional Viniyoga con certificación reconocida por la AEPY

¿Tienes alguna duda?

¡Cómentanosla!

Rellena este formulario con el motivo de tu consulta y te atenderemos lo más rápido posible.